¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

La Iluminación en el dormitorio de un bebé

Desde que tenemos conocimiento del futuro nacimiento de un nuevo miembro familiar, y  conociendo el sexo del bebé, hay que comenzar a acondicionar la que será  la habitación de nuestro retoño. Ponemos mucha ilusión en cada detalle, con la esperanza que el nuevo miembro familiar se encuentre lo más cómodo y seguro posible en ella, sin embargo en muchas ocasiones olvidamos un aspecto muy importante en esta habitación, la luminosidad.

Tendríamos que escoger habitaciones con grandes ventanales, que permitan el paso de gran luminosidad (sin deslumbramientos), con un aislamiento térmico (que permita regular y conservar la temperatura óptima para nuestro bebé de la estancia), y como no un  aislamiento acústico (que le preservará del ruido exterior y no perturbará sus horas de descanso, tan vitales para sus primeros años de vida).

La instalación de cortinas en dichas ventanas, pueden ayudar mucho a las horas de sueño de nuestro bebé. Pues podemos utilizarlas para disminuir la cantidad de luz de la estancia, durante las horas diurnas.

En cuanto a la iluminación artificial, EKOSYSTEMPLUS aconseja que la habitación posea dos tipos de iluminación. Una iluminación de tipo general, ubicada en el techo de la habitación, que estará compuesta por diferentes puntos de luz (según los metros cuadrados de que dispondrá nuestra habitación), y en los que cuidaremos que posean un deslumbramiento bajo. Recordemos que nuestro bebé pasará mucho tiempo en una posición desde donde podrá mirar directamente a las luces instaladas en el techo. En resumen, proveeremos una iluminación homogénea, suave y con una temperatura de color próxima a la luz día, sin deslumbramientos. Podemos sopesar por último, la instalación de reguladores de luminosidad, para poder regular a nuestro antojo el flujo lumínico de la habitación.

Por otro lado tendríamos que instalar un punto de luz que no incida directamente sobre nuestro bebé (como puede ser una lámpara de pié), la cual nos ayudará a no perturbar el sueño de nuestro bebé, y nos ayudará a poder mantenerlo bajo nuestra supervisión. Recomendable, al igual que la anterior iluminación, la posibilidad de que pueda ser regulable en intensidad.

EKOSYSTEMPLUS, le ofrece diferentes infinitas posibilidades para conseguir estos tipos de iluminación, con sus bombillas con las cuales mediante un control remoto tendrá la posibilidad de cambiarles desde el color de luz amarilla hasta un color de luz blanca, pudiendo también regular la intensidad luminosa de estas. Nuestra marca, puede ayudarle a integrarle estos dos tipos de iluminación, en cuantos controles remotos precise, desde donde podrá apagar, encender, regular la intensidad luminosa, cambiar el color de la luz, todo de forma independiente para cada tipo de iluminación. Pudiendo crear diferentes escenarios durante cualquier hora del día.