¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Diferencias entre paneles de iluminación LED

 

El panel de LED se ha convertido en uno de los productos LED más populares en la actualidad. Son el más claro ejemplo de cómo una luminaria LED puede reemplazar óptimamente una luminaria convencional. Muchos de los que los instalan, lo hacen tras considerar el sustituir solo los tubos fluorescentes compactos de la antigua luminaria, inducidos por el coste más económico de los tubos de LED, aunque tras ver en funcionamiento el panel, terminen en considerar el usar dicho panel. Beneficiándonos de las ventajas de la Tecnología LED: más eficientes, más económicos, más estéticos y versátiles.

Pero si miramos en diferentes webs, podremos encontramos páginas de vendedores y tiendas on-line que ofrecen una información errónea al consumidor. Esto es a priori preocupante puesto que confunden al cliente final e incluso al mismo profesional, EKOSYSTEMPLUS pretende evitar esto informando al consumidor de productos de LED, para evitar que los clientes compren artículos inadecuados a raíz de un mal asesoramiento y trasmitan sus impresiones negativas al resto de la sociedad. Y qué mejor manera de evitarlo que informando adecuadamente al consumidor para que, independientemente de donde decida comprar su luminaria, lo haga estando informado, sabiendo lo que necesita, y que sepa reconocer si realmente quién le vende el producto es o no es un profesional del sector.

PANEL REDONDO DE 18 VATIOS.

 

Cuando un fabricante decide utilizar un CHIP determinado para montar su luminaria, es porque ha consultado los datos técnicos del CHIP en cuestión, donde se hará referencia a las características técnicas, (Nichia, Cree, Samsung…) y donde se mencionan las características lumínicas respecto a las eléctricas.

Pero existen una serie de elementos que según instalemos unos u otros obtendremos unas especificaciones técnicas del producto final, totalmente distintas. Y que redundarán en definitiva en la Eficiencia Luminosa del producto. Esto es muy difícil hacerlo entender al cliente final, el cual en multitud de ocasiones, solamente es capaz de ver el precio final del producto.

En algunas ocasiones, es bien cierto que dependiendo de algunos factores de uso de dicha tecnología (número de horas de uso, ubicación, etc.), se pueden utilizar productos con diferentes calidades, pero esto a buen seguro que si le aconseja un profesional, sabrá encontrar el producto adecuado a sus necesidades sin que le suponga un coste extra.

Analicemos los componentes que pueden afectar el resultado final de una luminaria LED, y aprenda a reconocer por que unos productos que aparentemente son iguales al final no lo son.

¿Qué es el sistema óptico?

Lo conforman una serie de elementos por el cual la luminaria define la distribución del flujo lumínico (ángulo de apertura, cantidad de pérdida de flujo luminoso, etc.) que le proveen los LED.

Mostraremos un símil que a buen seguro todos recordarán. En Bachillerato os mostraron como el agua refractaba la luz, haciendo que la varilla que introducimos en el agua parezca doblada respecto a la que está en contacto con el aire. A Este fenómeno físico se le llama refracción, y es un cambio de dirección que experimenta una onda al cambiar de medio de propagación. Está determinado por un índice que sale de la relación entre la velocidad de la luz en el vacío y la velocidad de la luz en el medio en cuestión. Además de cambiar la dirección de la luz, también se ocasionan pérdidas, ya que parte del flujo de desviará de la trayectoria y otra parte se reflejará en la superficie del material en el que la luz penetra.

Con todo esto queremos explicar que según el diseño de la óptica del panel, la eficiencia lumínica de este será mejor o peor.

Según donde se ubique el PCB con los chips en este tipo de luminarias, podemos obtener Paneles de iluminación Directa o Panel de iluminación Indirecta.

Panel LED de iluminación directa.

Son aquellos en los que los LED están orientados hacia la superficie a iluminar. Esto es que están colocados de forma que incidan directamente hacia la superficie del sistema Óptico y colocado a una distancia que no permita que se puedan apreciar los chips a simple vista. Su ángulo suele estar determinado por unas pequeñas guías de material reflectante, y las pantallas que lo poseen tienen una función de control de deslumbramiento más que de direccionamiento de flujo luminoso. Consiguiendo con ello una distribución lumínica más confortable y suave, sin deslumbramientos. Son mucho más eficientes que los paneles de iluminación indirecta, pues la luz prácticamente no cambia de dirección. Pudiendo llegar a los 140 lúmenes por vatio consumido.

Paneles LED de iluminación indirecta.

En este tipo de paneles, los LED están orientados de manera horizontal, por lo que iluminan una especie de metacrilato el cual posee numerosos surcos creados mediante tecnología láser, y que tiene la propiedad de cambiar muy bruscamente el ángulo de la luz, utilizando compuestos con índices de refracción adecuados, o materiales cristalinos con fibras ópticas en trasversal que redirigen la luz.  Esta lámina está precedida por un material blanco que refleje parte de la luz de los LED que pueda salir hacia arriba. A pesar de todo, este tipo de paneles tienen una gran pérdida de flujo luminoso dependiendo de los materiales usados para su confección.

Un panel de iluminación indirecta es más estético y su emisión es más uniforme, pero a pesar de ello, en el mejor de los casos la eficiencia de este tipo de paneles no supera los 80 Lm/W.

Es por lo que en muchos casos nos llama la atención de forma alarmante, vendedores que en muchos de los casos ofertan este tipo de luminaria con unos 100 lúmenes/w (una de las eficiencias más altas del mercado) pero que sabemos perfectamente que no es cierta, ya que aún en el caso de que el tipo de LED y la electrónica posean una alta calidad, hay que considerar que el sistema óptico (aún con los mejores sistemas ópticos desarrollados en Japón) de este tipo panel redondo de iluminación indirecta, ocasionará unas perdidas, como mínimo, del 15% del flujo lumínico que emiten los LED en el interior del panel.

Otra parte que nos asusta de este tipo de “Vendedores Profesionales”, es el ahorro que se obtiene si se usa este tipo de iluminación. Normal puesto que al falsear los lúmenes/w ofertados y realizar el correspondiente estudio de Ahorro Energético, todo este ve aumentado el ahorro final ofertado. No es conveniente crear falsas expectativas, este tipo de publicidad lo único que logra es defraudar al cliente y poner en entredicho unas ventajas más que contrastadas desde hace muchos años.